Hello! We are Marián and Miguel Ángel.

Equipo de Pasión Eventos
We have witnessed hundreds of smiles and hugs and we wish to continue helping as many couples as we can. We are aware of what getting married means and we will give you the keys for you to enjoy it all the way. Our job is a vocation, and if we didn’t feel it and believe in it, we wouldn’t be able to convey it. We will share your excitement and will be delighted to be part of your special day!

Pasión Eventos Wedding Planners

+34 971 22 77 84
hola@pasion-eventos.com
Boda Maria & Christoph - Organización de bodas y eventos Mallorca
15007
post-template-default,single,single-post,postid-15007,single-format-standard,edgt-cpt-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,homa-ver-1.4.1, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_from_right,transparent_content,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Maria & Christoph

Una de las ventajas de trabajar en Mallorca es poder tratar con novios de diferentes partes del mundo. Sin lugar a duda, Mallorca es uno de los destinos preferidos para celebrar destination weddings. Esto supone una oportunidad fantástica para conocer diferentes tradiciones al tener que incluir y reflejar elementos de otras culturas y partes del mundo, lo que resulta siempre tremendamente enriquecedor.

Hoy me gustaría contaros la historia de Maria y Christoph, una de las parejas que confió en nosotros para organizar su gran día.  Son alemanes y viven en Viena, sin embargo, la familia de María siempre había veraneado en Mallorca, lo que hizo que se enamorasen de la isla. Maria y Christoph se conocieron en Viena en un partido de hockey y aquello fue amor a primera vista. Poco a poco se convirtieron en compañeros, luego en mejores amigos, hasta que finalmente comprendieron que eran las personas con las que querrían pasar el resto de su vida. Desde el principio supieron que querían formar una familia, por lo que a la pareja se unió un gato en su primer año, un perro al siguiente año y otro perro más un año después. Esto parecía no ser suficiente, por lo que después de una boda civil, nació su primer hijo Caspar en 2013 y en febrero de 2016 nació Amalia.

A pesar de que ya se habían casado por lo civil, pensaron en hacer la ceremonia religiosa y celebrar una bonita fiesta con su gente querida en su casa de Mallorca, festejando así que la familia seguía aumentando. Querían algo personal, relajado y auténtico, con comida local de calidad pero sin pretensiones, muy acorde con su manera de ser y gustos. El objetivo no era otro que compartir su inmensa felicidad con sus seres queridos, por lo que querían que sus amigos se sintieran como en casa. Como siempre digo, una boda debe reflejar la identidad de la pareja, por lo que nuestro objetivo era reflejar lo que lo que ellos de verdad querían, trabajando con honestidad para conseguirlo.

El resultado fue una boda informal, relajada y de estilo rústico, celebrada en su acogedora finca en Estellencs. Buscamos crear una decoración de inspiración mediterránea para la que utilizamos materiales como la arpillera, la rafia y la madera y una paleta de colores a base de blanco y verde. ¡El resultado fue mejor de lo que se imaginaron! La iglesia se decoró con un arco vegetal que enmarcaba la entrada y un trio de cestas de chimenea con paniculata. También añadimos hojas de olivo a los prendidos y en los conos para lanzar a los novios. Un conjunto lleno de detalles en los que podía respirarse el espíritu mediterráneo que enamoró a la pareja.

Para el aperitivo montamos rincones muy relajados a base de alfombras, cojines, balas de paja, pallets, complementados con damajuanas, plantas aromáticas, flores silvestres y velitas, perfecto para recrear un ambiente distendido, íntimo y natural. En la cena montamos mesas redondas con mantelería color piedra y sillas de madera bajo una maravillosa carpa beduina. Siempre nos gusta introducir detalles diferentes, que creen contraste por lo que en esta ocasión optamos por unos vasos verdes que le daban un punto de color y una iluminación a base de una guirnalda de luces que cubría toda la zona de la carpa. Los centros de mesa se compusieron de delicadas plantas aromáticas, troncos, cajas con flores blancas silvestres y muchas velas. ¡El resultado fue de lo más inspirador!

Hicimos rincones a base de troncos y velas que decoraban espacios, dándoles calidez y una atmósfera muy agradable. Toda la zona de la barra libre se iluminó con velas “tears” a diferentes niveles que colgaban de los techos y la fachada de la casa. ¡Una auténtica boda relajada en medio de la naturaleza y en la que no faltó ningún detalle!

Os dejo las fotos de Martín Ramis para que también vosotros podáis disfrutar de esta auténtica boda en familia.

Mi boda en Mallorca

No hay comentarios

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Si quieres más información sobre las cookies utilizadas en este sitio web, por favor accede a POLÍTICA DE COOKIES

Cerrar